Con 533 dólares al año debe mantenerse la Facultad de Arquitectura de la UCV

Con una matrícula de 1.234 estudiantes de pregrado y 303 docentes, esta Facultad se las está viendo muy difícil para sostenerse en pie. Si no contara con el compromiso de su recurso humano, la dedicación del estudiantado y el apoyo económico de algunas instancias, quizá su presente sería muy distinto. A pesar de todo, los estudiantes de Arquitectura mantienen desde hace varios años el mayor índice académico entre las 53 carreras que concentra la UCV.

Para este año 2017, y de acuerdo al presupuesto deficitario asignado por el gobierno a la UCV, el monto de funcionamiento para la Facultad de Arquitectura y Urbanismo (FAU) es el mismo desde el 2008, con el agravante de que 1.521.169 bolívares representaban, hace 9 años, una cifra cercana a los 700.000 dólares y hoy se convierten en 533 dólares para la sobrevivencia de esta dependencia universitaria durante todo un año.

decano-arquitectura
Gustavo Izaguirre, Decano (E) de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la UCV. Foto: Xiobel Romero.

Su Decano (E), Gustavo Izaguirre, compara el presupuesto actual de la FAU con la asignación de cupos en divisas para viajes al exterior. “Es menos de lo que le entrega CENCOEX a un venezolano para realizar un viaje sencillo. No podemos ni comprar un proyector de imágenes con ese monto, una herramienta indispensable para las distintas áreas del conocimiento de nuestros estudiantes”.

Señala que la estimación elaborada por la Facultad para cubrir las necesidades de todas las áreas durante este año, sin incluir la inflación acumulada reciente, es de 6.800 millones de bolívares. “El gobierno apuesta a que los profesores y estudiantes abandonemos, es una intervención en proceso lento y tardía para que la universidad autónoma venezolana muera de inanición y poseerla”.

Nuestro objetivo es continuar

Considera Izaguirre que el mejor mensaje político a nivel de resistencia de la academia venezolana es continuar a pesar de los bajos sueldos, de la falta de infraestructura, del poco apoyo gubernamental.

Apostamos a que nuestros estudiantes se superen cada día más y sigan manteniéndose en el primer lugar. Que nuestro compromiso con el trabajo, con el país, apueste hacia el futuro. Nos seguimos empeñando en que la producción de conocimiento y la formación de talento es lo más importante para la nación”, afirma el Decano.

Con o sin presupuesto la FAU busca recursos “de donde sea”. Ha contado con el apoyo de dependencias universitarias como el Consejo de Desarrollo Científico y Humanístico (CDCH), la Fundación Andrés Bello, empresas privadas y el autofinanciamiento de sus propios estudiantes, profesores e investigadores.

“Recientemente el Consejo Universitario aprobó la entrega de trabajos de ascenso y postgrado en formato digital y el ahorro que esto signifique en material impreso, lo reinvertiremos en la propia investigación. Cada detalle cuenta y tenemos mucha gente joven que sigue apostando a este país y no se da por vencida”, comenta Izaguirre.

Urgente: sede en Barquisimeto, computadoras y baños

La FAU tiene una unidad docente extramuros en Barquisimeto que atiende aproximadamente a 286 estudiantes. “Prácticamente el hampa la ha desmantelado. En varias oportunidades se robaron los aires acondicionados, indispensables debido al clima diurno. Su infraestructura es muy deficiente, se llevaron hasta los pizarrones y no hay forma de reponer las computadoras”, explica Izaguirre.

arquitectura-banos-01
FAU con 80% de los baños inoperativos y sin recursos para repararlos. Foto: Andrea Revilla

Manifiesta que llevan por lo menos 5 años realizando gestiones ante el Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología para la dotación de computadoras y 3 años solicitando fluxómetros para los baños, así como televisores, en lugar de video beam, por ser más económicos y de mayor vida útil.

“En Caracas tenemos el 80% de los baños inoperativos por el robo de los fluxómetros, cuyos altos costos no nos permite reponerlos. Tenemos problemas con la dotación de aulas, nosotros no usamos pupitres, son mesas de dibujo y bancos de madera que están dañados porque hemos casi triplicado su tiempo de uso”.

“Realmente en este momento necesitamos ayuda de la empresa privada, organismos públicos y que el Estado nos atienda.”, concluye el Decano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s