DDHH Hoy: La manipulación viola derechos y libertades

Espacio del Centro para la Paz y los Derechos Humanos de la UCV “Padre Luis María Olaso”, para el abordaje de los Derechos Humanos desde la opinión, la reflexión, análisis y denuncia de temas centrales que afectan a la comunidad universitaria y la sociedad en general.

Por  Juan Carlos Barreto (*)

juan-carlos-barretoLa situación que hoy vive la sociedad venezolana, la incertidumbre, la pérdida del sentido común, el desconcierto que crece cada día, lo irrespetuoso y abusivo del poder en manos de unos pocos quienes,  manipulando  sinuosamente  la sensatez o convencimiento que se inscriben en la esfera de la dominación legítima.

Si observemos el clásico  planteo de  Max Weber, hace referencia a actos fundamentados en la conciencia, la comprensión y obediencia del dominado. Esta manipulación manifiesta en formas diversas, viola el  Derecho Humano de la libertad de conciencia, a expresar libremente el pensamiento, ideas u opiniones, sin que se produzca el juicio y objeción de la conciencia.

Los discursos políticos dirigidos consecutivamente a las masas, vienen atacando sociopáticamente la dignidad e integridad de los venezolanos, quienes están perdiendo su autonomía y calidad de vida aceptando de forma inconsciente los abusos y violaciones a derechos fundamentales, (vida, alimentación, educación, salud, seguridad).

A los jóvenes que han nacido y crecido en los últimos veinte años, le han arrebatado su capacidad de decisión propia. Un trabajo de campo con jóvenes que aspiran el ingreso a la UCV, así como  jóvenes que  cursan los primeros semestres, dio muestras de signos de alienación o descontrol socio existencial sobre su destino. En sus palabras, intervenciones y debates, estos jóvenes revelan la manipulación y la influencia de los discursos políticos manipulados; si a esta hipótesis  le agregamos  que en Venezuela  la manipulación y el engaño no son considerados actos de violación a la ley, lo que permite que la manipulación y su carácter nublado, inasible en las prácticas políticas de hoy, sean pensadas  de forma invariablemente lejos de la esfera de lo público y perceptible. La situación trae como consecuencia, imposición sobre las capacidades reflexivas y deliberativas de sus víctimas, haciéndose parte de su libertad y derecho a tomar  decisiones  y haciendo que el manipulador (el político, seudolíder,)   tenga ventajas desproporcionadas para perseguir su bienestar a costa del daño que inflige a los demás, saltándose, entre otras, las protecciones a los derechos humanos y garantías  constitucionales. Signos de esta manipulación, es lo que se evidencia en la Venezuela de hoy.   Hay que advertir, que la manipulación presente en nuestra política, está causando formas de alienación muy peligrosa para la  Democracia­ en nuestro país.

ddhh-2En la política venezolana,  la manipulación actúa contra toda posibilidad de que los ciudadanos puedan ejercer su raciocinio libremente, definir su situación, defender sus derechos humanos y promover sus intereses en un entorno de lúcida autonomía o liberalidad donde puedan calcular los costos y beneficios de sus acciones, de allí se ha producido la polarización y el fanatismo que hoy desencadena una ruptura interna del orden jurídico, político y económico. Todo lo cual es un peligro que se viene gestando en el orden democrático y el funcionamiento de la institucionalidad  electoral  venezolana. No obstante, de la mano con la corrupción y, la falta de transparencia, su presencia se extiende a otros territorios de la convivencia social (delincuencia, impunidad, violencia, desempleo, por nombrar algunos. Sin embargo, el fenómeno  es sus estratagemas ocultas y sutiles que éste realiza, se halla el fabricar impresiones de la realidad que escondan las tretas, tramas y montajes utilizados para embaucar a quienes, por no estar conscientes de tales fingimientos, no pueden ofrecer resistencia quedando sus derechos humanos sin garantía alguna frente al Estado.

Los políticos prestidigitadores, acentúan  sobre las botas militares, la manipulación y sus signos de  supremacía inestable, precisamente por no tener a su favor los elementos de la obediencia, de la disciplina y la racionalidad de las acciones sociales y las relaciones del poder legítimo o autoridad que continúan perdiendo.

Como ya hemos advertido en otras entregas, no es casual que la corrupción, sea vista como normal y sistémica (estructural), justamente porque la manipulación y la desinformación son utilizadas en su beneficio; apoyándose en la generación de opinión pública-mediática, redes sociales para la  dominación de masas. De esta manera es como se observa, que sin tener que hacer usos manifiesto del monopolio de la fuerza, ni la coacción u otros medios evidentes de ejercer presión. A los manipuladores les resulta fácil  persuadir y  convencer a sus sumisos. La realidad trae como  consecuencias la falta de reacción y reclamo a quienes gobiernan y dirigen el país de parte de la ciudadanía que acepta las condiciones,  la violación de derechos a las que son sometidos. Realmente, estos manipuladores de izquierda y derecha no están respetando consideraciones ni protecciones para los más débiles y desprevenidos quienes terminan siendo  los más expuestos a ser víctimas de las acciones sociales manipulativas,   cuando de perseguir sus fines se trata sea permanecer u obtener  el poder.

(*) Centro para la Paz y los Derechos humanos de la Universidad Central de Venezuela.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s